Ecoalf: todo por el planeta

 
Brands & Reputation News Iberoamérica / 5 junio, 2020

La moda es la segunda industria más contaminante del planeta por detrás de la energética. Pero algunas iniciativas tratan de darle la vuelta a esta tendencia con la conciencia ecológica por bandera. Una de ellas es Ecoalf, la compañía española fundada por Javier Goyeneche sin otra pretensión que hacer una marca de moda sostenible.

La compañía apostó por el reciclaje como la vía para crear materiales de nueva generación a través de la reutilización y la innovación en el tratamiento y procesado de materiales: botellas de plástico que se pueden utilizar para producir poliéster o redes de pesca para los tejidos de nylon. Así lo explica Goyeneche en el ciclo de conferencias virtual Thinking Heads.

Pero uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía es Upcycling Oceans. Preocupada del gran problema que supone la contaminación por plásticos y microplásticos en el mar, la compañía se ha embarcado en una iniciativa de economía circular para recoger estos plásticos que contaminan los mares y darle una segunda vida en una zapatilla compuesta en un 25% de basura marina y otro 75% de basura de la tierra. Además, su suela está compuesta de algas. “Es uno de los productos en los que más invertimos en innovación y tecnología”, señala el ejecutivo. 

Reciclando botellas de plástico han creado hasta 140 tejidos reciclados. “No notas la diferencia respecto al tejido no reciclado porque el origen es el petróleo”, asegura Goyeneche. “En 2013 en Corea del Sur reciclamos redes de pesca para producir nylon 6. A partir de ahí creamos toda una colección de yoga hecha con nylon reciclado que mezclamos con otros materiales”.

Pero su inventiva ha ido más allá. A partir de neumáticos, en colaboración con el Centro Tecnológico del Calzado, desarrollaron una línea de flip flops. “Reciclamos los neumáticos, los convertimos en micropolvo y fabricamos estas sandalias sin ningún tipo de pegamento. Lo hacemos todo por un proceso de calor”, explica el ejecutivo.

También el café tiene propiedades para desarrollar tejidos técnicos. Concretamente los posos húmedos sobrantes que se mezclan, posteriormente, con residuos plásticos para dar con estas telas.

El algodón -por cierto, muy poco sostenible por el consumo intensivo de agua en su producción- es otro de los materiales con los que trabaja Ecoalf. A partir de algodón reciclado y poliéster reciclado, la compañía ha creado un nuevo tejido orgánico. “A medida que nos metemos en economía circular  nos damos cuenta de que el proceso es mucho más sencillo si no mezclas dos materiales distintos”, señala el emprendedor.

 

Comentarios