SOLIDARIDAD, Materia obligatoria.





Por: Maribel Pinheiro
03 de mayo de 2020

Escuchar hablar de depresión resultaba hasta hace un buen tiempo algo lejano para mí, debo incluso confesar que sólo podía asociarlo con personas que tenían de alguna forma algún antecedente relacionado con algún trastorno  mental o emocional. Nunca imaginé que el término se haría dolorosamente familiar.
En estos tiempos  esa palabra se ha convertido en parte del diagnóstico de los estados emocionales de la población,  ya que  según muchos psicólogos está afectando a un gran número de habitantes en Venezuela.  Sobre el tema todos hemos escuchado seguramente entrevistas en radio, leído artículos o conversado con algún amigo.   Un escrito en particular llamó mi atención  haciendo referencia al impacto positivo que tenían valores como la solidaridad y el hacer trabajo de voluntariado, sobre quienes sufren de depresión e incluso,  como puede contribuir a disminuir las probabilidades de padecerla. 
Como muchos hoy en día,  he tenido momentos de terrible frustración, miedo, tristeza e incluso rabia en los últimos tiempos, sin embargo no creo  haber llegado nunca si quiera cerca a convertir esos estados en algo tan grave como la depresión y desconozco cómo tratarla o prevenirla.  Sin embargo, hace algún tiempo si  entendí que la solidaridad, ese espíritu que alienta y motiva a ayudar a otros seres en situaciones difíciles o comprometidas, es una forma de vivir que te conecta con lo mejor de cada uno, con lo mejor del ser humano y de alguna forma esos sentimientos de bienestar son tan o más poderosos que la tristeza o la rabia.  Aunque sea en situaciones puntuales, te permites poner el foco en otro ser viviente, te desconecta de tu propia realidad, te hace empático, compasivo e incluso te da la fuerza necesaria para superar limitaciones y obstáculos.  Debe estar ahí parte de lo que convierte la solidaridad en una forma de terapia para el alma y la mente.  Te desplaza de la visión temporal y limitada que tienes de la realidad, TU realidad, hacia la realidad de otro ser y de manera inevitable te obliga tener otra perspectiva sobre ti mismo, por breves instantes te desconectas de tu triste visión de víctima y te permites experimentar la alegría y el bienestar que producen emociones más sublimes como la generosidad e incluso el amor.  Contribuye entonces la solidaridad a convertirnos en mejores seres humanos?, nos hace más felices y por tanto nos da un impulso adicional para trabajar por nuestros sueños y lograr nuestras metas? , YO creo que SI. 
Si aceptamos el hecho de que somos responsables de nuestras consecuencias, que podemos asumir el aprendizaje de manera consciente y por lo tanto aprovechar mejor todas las experiencias en nuestra vida, entonces podemos decidir que materias incorporar a nuestro aprendizaje como individuos.  La solidaridad debe ser materia obligatoria y no electiva, porque de manera opuesta a muchos juicios que la interpretan como una pérdida, pues pareciera ser necesario que quien la practica se desprenda o entregue alguna cosa, o que la solidaridad es cosa de ricos porque sólo con lo material es posible ayudar a otros?; en realidad ser solidario te convierte en UN INVERSIONISTA a mediano y largo plazo. 
¿Qué motiva a un inversionista?, pues la expectativa de que al final obtendrá un beneficio, y así es!!   aunque no lo parezca al invertir tiempo, energía o atención en otro ser que atraviesa por una situación complicada o difícil,  le estás enviando también un mensaje a tu cerebro:  que de alguna forma y en algún momento alguien hará lo mismo por tí,  y que por lo tanto no estás solo.  Escuchar, compartir, apoyar, ayudar, contribuir, acompañar, son sólo algunos de los verbos que pueden expresar una forma de solidaridad, a veces sólo requiere unos minutos de tu tiempo y un ligero esfuerzo, pero los resultados en tu vida son mucho más duraderos.
¿Crees en los milagros? porque a veces estos llegan en la forma de una persona que sólo decidió en ese instante tener un acto de solidaridad contigo y sin saberlo cambió tu día e incluso quizás tu vida.

Comentarios

  1. Me gustó mucho el artículo. La forma en como está concatenado "solidaridad-inversionista-beneficio" me pareció genial. Sin embargo debo señalar que me hizo clic el último párrafo... "milagros-solidaridad-cambio"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario